Introducción: ¿Macro para qué?
Una de las cosas a la que le doy mucha importancia es a la estrategia macro-económica. En ocasiones hay analistas que intentan hacer previsiones muy precisas e invertir con respecto a eso. A mí personalmente eso me genera muchas dudas debido a los errores que se pueden cometer en las predicciones y además creo que se escapa de mis posibilidades.

Sin embargo creo que si es muy interesante en todo momento comprender cuales son los principales 3 o 4 agentes que están moviendo los mercados y saber cómo deberían influirnos a la hora de construir la cartera. En ningún momento tratando de hacer una predicción precisa pero si tener claro ‘para donde sopla el viento’. Aunque siempre se va a proceder a aplicar métodos de análisis fundamental y técnico más específicos considero muy interesante saber que sectores pueden ser especialmente problemáticos o especialmente positivos.

Factores macro más importantes:

  • Bancos centrales, QE: Actualmente la labor de los bancos centrales está dirigiendo casi al 100% a los mercados. Vemos que hay veces que el mercado incluso responde de manera positiva a las malas noticias (porque entiende que si va mal la cosa los bancos centrales entraran al trapo) y si sale un buena noticia reacciona de forma negativa ante el temor, por ejemplo, de una subida de tipos en USA. El tiempo dirá si estas políticas van a llevar a algo bueno o malo. Pero en el corto plazo es interesante tener en cuenta 2 cosas: los tipos siguen bajos y bajando, sin expectativas de que nadie los suba pronto; y el BCE empieza este lunes su programa QE que va a llenar de liquidez a los mercados.
  • Petróleo: Como sabemos el petróleo durante los últimos meses ha caído fuertemente y aunque ahora estamos asistiendo a un periodo de estabilización, lo cierto es que se espera que se mantenga en zonas bajas durante tiempo. Esto para nosotros es interesante por 2 motivos: primero para esperar bajadas o subidas en aquellas compañías con exposición directa al petróleo, ya sea positiva como las aerolíneas o negativa como las petroleras. Segundo: los precios bajos del petróleo se traducen en un mayor poder adquisitivo de la gente y por lo tanto en teoría esto debería favorecer la recuperación económica y el consumo, algunos lo llaman ‘el verdadero QE’.
  • Mejora económica: La situación económica mejora. Lo cojamos por donde lo cojamos la situación pinta mejor. Aún no se puede decir que estemos bien ni que hayamos salido de la crisis pero si se aprecia lo que en bolsa llamaríamos ‘un cambio de tendencia al alza’. Lo que quiere decir que se espera que España crezca más, se reduzca paro etc. Con el consiguiente impacto en las familias y empresas que por lo tanto mejora la previsión de resultados de las empresas planteando así un escenario positivo de cara a la inversión en RV.
  • Grecia: Durante las últimas semanas hemos visto a los mercados muy tensos debido a la difícil situación con el Nuevo gobierno griego. Sin embargo ahora la situación se ha relajado. Llegaron a un acuerdo para prorrogar la situación actual durante 4 meses más. Esto no es una solución definitiva pero da unos meses de respiro al mercado por lo que ya volveremos a preocuparnos de esto cuando toque.

Otros factores no macroeconómicos clave:

  • Monetarios y Renta Fija muy sobrecomprados: Estamos viendo como la mayoría de los instrumentos monetarios que se utilizan comúnmente para el ahorro, retorno absoluto etc. Están dando retornos muy bajos. También la renta fija está muy sobrecomprada, estamos viendo intereses cercanos a cero e incluso negativos. Y esto es muy interesante porque llega un momento de sobrecompra en el que la rentabilidad es tan baja que la RF pierde capacidad para absorber y atraer más dinero. Por lo tanto lo normal es que la renta variable entre al relevo, al final entre ellos existe una relación de ‘bien sustitutivo’ y cuando uno no te vale te mueves al otro y viceversa.
  • Liquidez: Estamos viendo mucha liquidez en casi todos los fondos y gestoras de patrimonios. Esto es muy importante porque quiere decir que hay dinero preparado para invertir, dinero preparado para ser colocado en activos financieros. Si a esto además le sumamos el efecto QE que básicamente es una inyección de liquidez lo que conseguimos es aumentar aún más este efecto. Y si además tenemos en cuenta el punto anterior sobre la renta fija y la perspectiva económica favorable creo que podemos esperar un clima alcista y muchos toros sueltos los próximos meses.